Reseña - Tenshi no Tamago

Como creo que a todos los fanáticos de la serie de videojuegos Final Fantasy siempre me han encantado los diseños de Yoshitaka Amano, la cruza entre lo oscuro y lo bello que logra es realmente genial. Así que un día buscando mas sobre este autor me entero que realizó los diseños para una película, voy y la busco para ver de que trata y BAM! salta el nombre de Mamoru Oshii, director de la película de Ghost in the Shell, pensé que sería lo mejor del mundo y debo decirles que lo es.

Ficha Técnica:
Fecha de estreno: 22 de diciembre de 1985 (Japón)
Director: Mamoru Oshii
Cinematografía: Juro Sugimura
Música compuesta por: Yoshihiro Kanno
Historia de: Mamoru Oshii, Yoshitaka Amano
Género: Experimental

Argumento:
<< La historia sigue a una niña, cuyo nombre nunca se revela, quien guarda celosamente un huevo de contenido desconocido, en un mundo surrealista post apocalíptico. Ella ocupa su tiempo recolectando botellas por la ciudad y llenándolas con agua. Un hombre montado en una caravana de máquinas que porta una especie de arma en forma de cruz encuentra a la niña y comienza a seguirla, ella se da cuenta que ha extraviado el huevo, el hombre aparece entonces y se lo devuelve. Él le pregunta qué hay dentro del mismo. Ella no responde a la pregunta.>>
Como primer punto a tocar como fan de Amano voy a hablar del trabajo de este artista. Los diseños que crea Yoshitaka Amano son soberbios, la paleta con tonos oscuros de azul y verdes del mundo se contraponen a los colores vivos de la niña protagonista, dotándole a la chica una sensación de aún mayor inocencia. Los personajes, que si bien solo hay dos, mantienen ese estilo típico del artista donde se juega con aspectos oscuros pero a la vez dan una sensación de héroes.
El gran trabajo de Amano es un punto muy fuerte dentro de la obra, ya que apenas hay dialogo, algo bastante original, y esto a decir verdad le sienta muy bien a la obra, nos obliga a pensar en todos los simbolismos de la obra y nos ayuda a apreciar mas el arte y la exquisita banda sonora realizada por Kanno, ya que esencialmente a través de estos se cuenta la historia y se construye el oscuro y decadente mundo donde transcurre esta OVA.

De la historia y personajes no voy a hablar mucho porque debido a la alta carga simbólica, sobre todo de índole cristiana, que tiene este trabajo pueden haber multitud de interpretaciones e historias diferentes para cada persona. Por mi parte creo que es una historia sobre la fe, y ante todo sobre la fe para Oshii quien, si mal no recuerdo, fue ordenado ministro pero luego abandono o algo así, por lo que la historia podría mostrar el desencanto con esta religión que tuvo el director. En cuanto a los personajes no voy a decir nada porque nuevamente ingresamos en el terreno de la especulación y los análisis con teorías locas donde para cada espectador cada personaje sera algo diferente.


Cerrando la reseña, Tenshi no Tamago es una obra creada no con el afán de lucrar o entrener sino que a mi parecer nos invita a reflexionar sobre muchas cosas, algo que creo que últimamente se ha perdido en el anime, donde los estudios en general buscan tan solo un entretenimiento vacío que apela a los deseos mas básicos del espectador y donde en esencia se vende fanservice tanto erótico como violento. Esta obra maestra es un viaje para todo los sentidos y que nos haga cuestionarnos cosas como la existencia, la fe o la religión creo que le da mucho mas valor como producción. Es una obra que no es para todo público, es lenta y podría decirse que hasta confusa sino se ve como una obra experimental.
En fin, una obra maestra de la animación que todos deberían ver, aunque sea una vez. Es una lástima que sea una joyita tan olvidada del anime.


Comentarios