miércoles, 7 de febrero de 2018

Reseña: The Cloverfield Paradox

Pasaron diez años desde que se estreno Cloverfield, una película que me encanto en su momento y me sigue encantando cada vez que la veo, este genial film de J.J Abrams dejo una inmensa ola de misterio sobre el protagonista de esta obra, el monstruo. ¿De donde vino? ¿Qué es? Son algunas de las interrogantes que nos deja la película, algunos indicios de esto se nos dio gracias a la extraña y viral campaña de publicidad que tuvo, pero no nos dieron nada concreto. Con la salida de 10 Cloverfield Lane los fans de esta saga nos emocionamos, pensamos que nos darían respuestas sobre el monstruo pero nos equivocamos, por mas que fue una gran película el mundo de Cloverfield no creció en lo mas mínimo, pero ahora con esta nueva entrega se nos han dado muchos datos sobre la criatura.
Es hermoso miren su carita de bebé, ahora ya cumplió sus 10 añitos.

La película venía en un secretismo enorme, apenas se tenía una escasa sinopsis y una tentativa fecha de estreno, a diferencia de las anteriores no hubo alguna campaña viral o al menos no me entere recién en la final del Super Bowl se nos entrego un trailer y prometía mucho, pero la gran sorpresa estaba encerrada al final del mismo, se estrenaría al día siguiente por el servicio de streaming Netflix, así que tras diez años de espera por una verdadera secuela de mi querida Cloverfield decidí desvelarme hasta que apareciera para reproducir hasta finalmente lograr verla. Así que aquí va mi opinión sobre esta obra.



Ficha técnica:
Fecha de estreno: 5-febrero-2018
Director: Julius Onah
Productoras: Paramount Pictures, Bad Robot Productions
Guión: Doug Jung, Oren Uziel
Productores: J. J. Abrams, Lindsey Weber
Sinopsis:

<< Se estima que, en cinco años, los recursos energéticos del planeta se habrán agotado y que habrá inminentes guerras por el control del petróleo, barajándose incluso la idea de una invasión terrestre por parte de Rusia.

Con este desolador panorama, se pone en órbita el Acelerador de Partículas Shepard, con la intención de conseguir una fuente de energía inmensa que acabe con las tensiones y los racionamientos de energía. El riesgo es tan alto que los expertos solo se atreven a llevar a cabo el experimento de activar el acelerador de hadrones lejos de la Tierra y, de hecho, hay voces en contra que señalan que las consecuencias pueden ser impredecibles. Una brecha espacio-temporal podría desatar paradojas entre pasado, presente y futuro e incluso abrir una puerta a otras dimensiones desconocidas.
Enfrentados a consecuencias imprevistas, los tripulantes tendrán que preocuparse en primer lugar de sobrevivir y posteriormente de deshacer el daño que ha causado la puesta en marcha de una tecnología que no consiguen controlar.>>
Hay que decir que esta película tenia el hype por las nubes con sus posibilidades y todo el hermetismo que había tras ella, prometía ser un bombazo tremendo pero finalmente quedó a medio camino como película, aunque presento grandes cosas para el universo Cloverfield.
 
Quizás el mejor personaje de esta entrega.
En esta obra se nos presenta un mundo al borde de la guerra debido a una crisis energética, por esta razón en un esfuerzo de cooperación internacional se decidió realizar un experimento para encontrar una fuente de energía barata pero por los peligros de este se decidió llevarlo a cabo en una estación espacial. Por ahora nada innovador en el género de ciencia ficción, tarde o temprano nos imaginamos que algo va a pasar y así es, el experimento falla y en un giro muy a lo Event Horizon todo se va al carajo y extrañas cosas comienzan a suceder a bordo de la nave. Si bien no hay ningún giro inesperado en la historia y es una típica historia de peligro en el espacio tengo que decir que esta bien llevada y te mantiene entretenido.

Nuestra protagonista, caracterizada por Gugu Mbatha-Raw.
En cuanto a las actuaciones todas cumplen, no hay ninguna que falle o destaque, al igual que los personajes, quienes simplemente parecen rellenar un hueco o servir a fines prácticos para el desarrollo de la trama. La única que tiene cierta evolución es nuestra protagonista, a quien se le da cierta historia de fondo y se la pone en ciertas escenas dramáticas pero nada muy destacable. 

Si bien es una película genérica de ciencia ficción su punto fuerte, el cual creo que solo sera visto con buenos ojos por los fans de la saga, es que nos da una cierta explicación a lo ocurrido en las dos entregas anteriores, el porque del monstruo en la película original y de la invasión extraterrestre de 10 Cloverfield Lane, no explica precisamente el origen de cada una pero si nos da el porque de su aparición. Además de tener multitud de referencias a sus predecesoras, desde sutiles imágenes hasta esa escena final, que fue quizás lo mejor de la película.

Cerrando esta reseña, The Cloverfield Paradox es una película que si bien no es mala  por si misma no entrega nada nuevo dentro del género, por lo cual no se la recomendaría a alguien a no ser que simplemente busque entretenerse un rato y le guste la ciencia ficción, pero si se es un fanático de Cloverfield como yo es totalmente recomendable y casi obligatoria ver, ya que se nos desvelaran datos muy importantes de este universo.
Nunca puede faltar el querido Slusho.

Ahora hay que esperar a la cuarta entrega que se supone saldrá en octubre y cuyo título provisional es Overlord, que gracias a esta entrega ya no se siente tan desconectada al resto del universo.


Para los fans de Cloverfield serán cuatro estrellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario